AHORA Torrejón del rey

AHORA Torrejón del rey aclara las circunstancias de la instauración de la Tasa por Depuración de aguas.

Una obligación legal

Desde AHORA Torrejón del rey, vistas las dudas que genera la implantación de la nueva Tasa por depuración de aguas, hemos creído necesario ahondar en las explicaciones oportunas sobre el porque de la instauración de dicha tasa en este momento.

La Directiva Marco del Agua de la U.E. (2000/60/CE) establece que “los Estados miembros velarán por que, en el régimen de depuración de aguas que se aplique y de conformidad con la normativa comunitaria, el agua obtenida cumpla los requisitos de la Directiva 80/778/CEE, modificada por la Directiva 98/83/CE.”

El Margen temporal para la Transposición Nacional de las Directivas Europeas y por tanto dar reflejo a las mismas en la legislación de cada uno de los países miembros varía según la directiva y en el caso de la Directiva Marco del Agua, ese periodo era de 3 años.

En Castilla la Mancha, la transposición se hizo ya en 2002 con la Ley 12/2002, de 27 de junio, Reguladora del Ciclo Integral del Agua.

Sin embargo, aún son muchos los municipios en los que se incumple esta legislación al no existir un adecuado tratamiento de las Aguas residuales. Esto ha generado por un lado, decenas de miles de Euros en multas por parte de la Confederación y por otro lado multas millonarias al estado español.

En concreto En Torrejón del Rey, hace años que se vienen recibiendo multas de entre 5.000€ y 15.000€ todos los años. Multas que se pagan evidentemente con los impuestos de todos.

El Pdte. Emiliano García Page Inaugura la EDAR de Torrejón del Rey en Noviembre de 2017

Con la puesta en marcha de la EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales) nuestro Municipio da cumplimiento por fin a una ley que debió empezar a cumplir hace ya 15 años. Sin embargo, este servicio conlleva un coste anual de funcionamiento de la planta depuradora de aproximadamente 145.000€.

Una nueva tasa para un nuevo servicio

La propia Ley 12/2002 de CLM ya establece entre otras cosas que: Las entidades prestadoras del servicio deberán dirigir la gestión del mismo a la consecución del Equilibrio económico-financiero del servicio de depuración y el establecimiento del oportuno régimen de permisos de vertido a la red de evacuación y régimen sancionador. Así pues La Junta de Comunidades de Castilla – la Mancha en tanto que responsable del Plan Director de Aguas Residuales, y promotora de las obras de la EDAR, condicionó su puesta en marcha, al establecimiento de la normativa Municipal que diera cumplimiento a dicho Equilibrio económico-financiero del servicio de depuración, lo que se traduce en esta ordenanza con su correspondiente Tasa, como por otra parte también ha ocurrido con los municipios vecinos que igualmente se han visto beneficiados de este servicio.

Esta ordenanza y tasa es algo que existe desde hace décadas en la inmensa mayoría de municipios, desconocemos porqué en Torrejón no existía aunque solo fuera (puesto que no existía una adecuada planta de tratamiento de aguas residuales) para poder financiar el mantenimiento de la red de alcantarillado.

El problema de no tener establecida esta ordenanza y su tasa, es que los gastos de mantenimiento de la red de alcantarillado hasta ahora la estaba soportando el presupuesto de agua  (es decir lo que se recaudaba por la tasa de abastecimiento de agua) que aunque suene parecido, no es lo mismo, una cosa es la red de abastecimiento y otra la de alcantarillado y depuración, son por tanto redes y servicios distintos. Esto estaba generando un déficit estructural en el presupuesto del servicio de abastecimiento de agua que además venía arrastrado de años atrás con pésimas consecuencias.

Somos conscientes de que el estado del alcantarillado sobre todo en las castillas no es el ideal ni mucho menos y comprendemos que la gente no entienda fácilmente que se les cobre por un servicio que deja que desear, pero lo cierto es que la tasa cubre el mantenimiento de lo que hay, y no la inversión necesaria para la renovación y modernización de la red. En cualquier caso hay que tener en cuenta que si bien es cierto que la red puede estar degradada, si no se hace al menos un mínimo mantenimiento su degradación se acelerará hasta el punto de resultar inservible. Lo que es la Modernización y renovación de la red de alcantarillado deberá financiarse por otro lado y además ni será fácil ni rápido, hablamos de una red insuficiente desde su planeamiento, que no se ha renovado ni modernizado en décadas y que el Ayto. Ha absorbido en su estado actual en lugar de haber obligado a actualizarla antes de absorberla. El coste de la renovación de la red de alcantarillado supone centenares de miles de Euros en el Mejor de los casos y muy probablemente varios millones de Euros, que lamentablemente este Ayuntamiento no puede soportar de momento.

Sabemos que también hay ciudadanos que no entienden el establecimiento de una nueva tasa cuando existen deficiencias en otros servicios, y lo entendemos, pero lo cierto es que esta tasa no va a pagar otros servicios, que por otro lado ya existían hace años y ya eran deficientes… sino que va a pagar un servicio nuevo, el de depuración de agua y en menor medida al mantenimiento y decimos mantenimiento y no sustitución ni modernización o mejora sensible del sistema de alcantarillado.

Por otro lado, es importante señalar que aunque vaya en el mismo recibo y se calcule en base a los Hm3 que se consumen, esto no significa ni que sea por el mismo concepto (consumo de agua), ni para sufragar el mismo servicio, por lo que en realidad y aunque algunos ciudadanos lo vean así, no es una “subida” del precio del agua, es una tasa nueva, se podría haber generado un recibo distinto para que no se percibiera como una subida, sino como una tasa nueva, pero al estar calculado sobre el consumo y como mucha gente ya tiene domiciliado sus recibos para el agua, y el cobro se hace a través del servicio de recaudación de la Diputación Provincial ha resultado más razonable que fueran en el mismo recibo.

Entendemos perfectamente el enfado o la frustración de parte de la ciudadanía, al tener que hacer frente a una nueva tasa, y lamentamos tener que haberla implantado, pero la necesidad de depurar las aguas adecuadamente y mantener una cierta calidad del agua que vertimos a nuestros ríos era una responsabilidad ineludible que como parte del equipo de gobierno nos hemos visto obligados moral y legalmente a cumplir, aún a sabiendas del coste político que nos pudiera traer.

Esperamos que estas explicaciones ayuden al menos en algo a la comprensión de parte de los ciudadanos. También sabemos que lamentablemente existe una mínima parte de los ciudadanos qué no quiere explicaciones sino culpables y que además  los buscará entre los actuales responsables del Ayto y no entre los anteriores gobiernos municipales y su dejación de funciones, evidentemente,  también eso debemos asumirlo por injusto que nos pueda parecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *